Breaking The Silence: The Untold Mental Struggles Of Nigerian Men


Por Chidirim Ndeche, Dr. Oluseun Peter Ogunnubi

09 de junio de 2024 | 11 a.m

Incluso después de aceptar compartir con nosotros sus luchas con la salud mental, Titi Adeoti* todavía no querría que su nombre real apareciera impreso. Prefiere el anonimato para “protegerse” de posibles burlas y del estigma que la sociedad nigeriana atribuye a las enfermedades mentales. “Ya es bastante difícil que estas batallas se desaten…

Incluso después de aceptar compartir sus luchas con salud mental con nosotros, Titi Adeoti* todavía no querría que su verdadero nombre apareciera impreso. Prefiere el anonimato para “protegerse” de posibles burlas y del estigma que la sociedad nigeriana atribuye a las enfermedades mentales.

Foto Pexels Alex Verde

“Ya es bastante difícil tener estas batallas en mi cabeza”, le dice a Guardian Life. “No quiero que nadie piense que voy a morderlos y volverme loco en cualquier momento”.

A Adeoti, un emprendedor de 35 años, le diagnosticaron depresión en 2018 y posteriormente trastorno de ansiedad. Tras el diagnóstico de 2018, no hizo casi nada. Y no le contó a nadie sobre su diagnóstico. “No podría encontrar las palabras adecuadas para describírselo a nadie, aunque quisiera. No podía decírselo a nadie de mi familia, ni siquiera a mi esposa. ¿Por qué querría que alguien pensara que no estaba bien de mi cabeza?

Permaneció en silencio sobre sus desafíos mentales hasta que sufrió un colapso mental importante que lo obligó a buscar ayuda en el Hospital Neuropsiquiátrico Federal Yaba a fines de 2021. Luchó con episodios de ideas suicidas y perdió interés en cosas que normalmente haría. motivarlo o entusiasmarlo. “Vivía en la oscuridad y en una espiral de espirales hasta que mi familia descubrió que no estaba bien y me obligó a buscar ayuda”.

Una cultura del silencio

Adeoti no está solo; millones de hombres nigerianos están adoptando una cultura del silencio en su solitaria lucha contra las enfermedades mentales. Las estadísticas también revelan un panorama sombrío: la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que los trastornos de salud mental son en aumento a nivel mundial, y Nigeria no es una excepción.

Algunos de los problemas de salud mental más frecuentes en Nigeria incluyen la depresión y los trastornos de ansiedad. Aunque el país no cuenta con uno de los Las tasas más altas de depresión en África.Un estimado 3,9% de la población (aproximadamente 7 millones de nigerianos) se ve afectada.

La OMS informó que 4,9 millones de nigerianos (2,7%) lucharon contra trastornos de ansiedad en 2015. Más allá de estos, los trastornos por abuso de sustancias, el trastorno bipolar, la esquizofrenia y los trastornos de la personalidad también son comunes en el país.

La situación es terrible entre los hombres, ya que las tasas de suicidio masculino son significativamente más altas que las de las mujeres en este país de África occidental.

LEA TAMBIÉN: Salud mental: grupo aconseja a los jóvenes que no mueran en silencio

El estado de la salud de los hombres en Nigeria

“La salud mental de los hombres en Nigeria es un área que requiere atención urgente”, dice el Dr. Oluseun Peter Ogunnubi, profesor titular de la Universidad de Lagos y psiquiatra consultor de Grace Cottage Clinics, Ilupeju-Lagos.

  इस बीमारी से पीड़ित थे फेमस गजल गायक पंकज उधास, फिर अचानक आई निधन की खबर

“Existen desafíos importantes, pero el mayor problema es el estigma asociado a los problemas de salud mental. Muchos hombres sienten que tienen que ajustarse a las expectativas sociales de masculinidad, lo que a menudo significa reprimir sus emociones y no buscar ayuda”.

Según el Dr. Ogunnubi, que actualmente cursa una carrera adicional en salud de la población en la Universidad de Saskatchewan, Canadá, “la depresión y la ansiedad son los problemas de salud mental más comunes que enfrentan los hombres nigerianos”.

“Estas condiciones pueden verse exacerbadas por la presión para mantener a las familias, la falta de oportunidades económicas y la creencia cultural generalizada de que los hombres siempre deben ser fuertes y autosuficientes. A diferencia de sus homólogos aquí en Canadá, que disfrutan del apoyo que les brinda el sistema a través de la atención de salud mental en el lugar de trabajo, un nigeriano promedio se queda solo”.

Influencias culturales y estigma

En la sociedad nigeriana, las expectativas culturales desempeñan un papel muy importante en la configuración de las actitudes hacia la salud mental. “Desde una edad temprana, a los niños se les enseña a ser duros, a no llorar y a manejar los problemas de forma independiente”, explica el Dr. Ogunnubi.

“Este condicionamiento hace que sea difícil para los hombres admitir cuando están luchando y buscar la ayuda que necesitan. La sociedad espera que sea fuerte. El apelativo “Los hombres de verdad no lloran” ha enviado a más hombres a la tumba prematura que la hipertensión o el cáncer. Debemos abrazar la cultura que permite a los hombres buscar ayuda sin ser avergonzados. ¡Todos debemos aceptar el hecho de que ESTÁ BIEN NO ESTAR BIEN!

Este estigma cultural está profundamente arraigado, lo que hace que los hombres sean más propensos a sufrir en silencio en lugar de correr el riesgo de ser vistos como débiles o inestables. “Los hombres a menudo temen ser juzgados, ridiculizados o incluso excluidos si admiten tener problemas de salud mental”, dice el Dr. Ogunnubi. “Este miedo impide que muchos pidan ayuda hasta que llegan al punto de ruptura”.

Para Adeoti, a pesar de ser un empresario exitoso, el peso de sus problemas de salud mental se volvió demasiado difícil de soportar. Su silencio fue impulsado por el miedo al estigma y la falta de comprensión sobre su condición. No fue hasta que su salud mental se deterioró gravemente que buscó ayuda profesional.

Nduka Okeke*, un desarrollador de software de 28 años, comenzó a experimentar graves ataques de ansiedad y pánico poco después de comenzar un trabajo de alta presión en la industria tecnológica. “Me sentí como si estuviera constantemente al límite”, dice. “Pero no podía hablar con nadie al respecto. En mi opinión, admitir que estaba luchando significaría que no estaba hecho para el trabajo”.

El punto de inflexión de Okeke se produjo cuando un amigo cercano notó los cambios en su comportamiento y lo instó a buscar ayuda. “Fue un alivio hablar finalmente con alguien”, dice. “Comencé a ver a un terapeuta y gradualmente aprendí a manejar mi ansiedad”.

  साथ-साथ चलते हैं स्ट्रेस और मोटापा, जानें किस तरह बॉडी में स्टोर करता है फैट,

Cambiando las percepciones

El Dr. Ogunnubi enfatiza que cambiar las percepciones sobre la salud mental de los hombres requiere un enfoque multifacético. “La educación es clave”, dice. “Necesitamos seguir educando a la gente sobre la salud mental y desafiar los estereotipos que impiden a los hombres buscar ayuda. ¿Quién dice que los hombres no sienten dolor ni tienen emociones corriendo por su mente?

Un nigeriano promedio es un sostén de familia, un hijo, un hermano, un padre, un trabajador y un miembro de la sociedad que se espera que desempeñe sus funciones sin pestañear. A esto se suma la nueva ola de expectativas de algunas mujeres jóvenes de que sus pretendientes deben tener millones de dinero en sus cuentas antes de que pueda comenzar cualquier relación. Esta es una desviación total de lo que se obtiene en el mundo occidental, donde ambos sexos suelen dividirse las cuentas al 50-50. Una mentalidad tan incómoda ha aumentado aún más la carga psicológica de un hombre promedio que quiere sentar cabeza. Los hombres nigerianos están pasando por muchas cosas”.

Destaca varias iniciativas exitosas que están marcando la diferencia. “Hay organizaciones de base y defensores de la salud mental como The Real Visionaries Initiative, MindTrust y Mental Health Foundation que están haciendo un trabajo increíble para crear conciencia y reducir el estigma. Las campañas que utilizan los medios, incluidas las redes sociales, para compartir historias y brindar información sobre la salud mental son particularmente efectivas”.

El Dr. Ogunnubi también destaca la importancia de los modelos a seguir para cambiar las percepciones. “En Occidente, celebridades como músicos, atletas y políticos a menudo hablan sobre sus problemas de salud mental. Cuando figuras destacadas, como celebridades y líderes comunitarios, hacen lo mismo en Nigeria y hablan abiertamente sobre sus problemas de salud mental, ayuda a normalizar la conversación y animar a otros a buscar ayuda”.

Enfoques terapéuticos para resolver problemas de salud mental.

La terapia y el asesoramiento desempeñan papeles cruciales en el apoyo a la salud mental de los hombres. “Al principio, muchos hombres se muestran reacios a probar la terapia porque no saben qué esperar o temen ser juzgados”, dice el Dr. Ogunnubi. “Pero una vez que empiezan, a menudo lo encuentran increíblemente beneficioso”.

“La verdad es que la terapia funciona como magia. Después de la terapia, el psiquiatra puede optar por prescribir medicación o no. Ver a un psiquiatra no significa que estés loco. Simplemente significa que está buscando la ayuda de un experto capacitado para manejar problemas de comportamiento cerebral, tal como uno habría buscado la ayuda de un cardiólogo en caso de afecciones cardíacas”.

Diferentes tipos de terapia pueden ser eficaces, según las necesidades de cada individuo. “La terapia cognitivo-conductual (TCC) es particularmente eficaz para afecciones como la depresión y la ansiedad”, explica el Dr. Ogunnubi. “Ayuda a las personas a comprender y cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento que contribuyen a sus problemas de salud mental”.

La terapia de grupo y los grupos de apoyo también pueden ser valiosos. “Estos entornos proporcionan una sensación de comunidad y comprensión, lo que puede resultar muy reconfortante”, añade.

  भूलकर भी न इग्नोर करें शरीर के 6 संकेत, ये है ब्लड शुगर बढ़ने का इशारा

Recursos y soporte

El acceso a los servicios de salud mental es fundamental, pero muchos no saben por dónde empezar. “Hay recursos disponibles, pero el conocimiento sobre ellos es bajo”, afirma el Dr. Ogunnubi. Recomienda comenzar con líneas de ayuda y centros de asesoramiento, muchos de los cuales ofrecen servicios confidenciales y asequibles.

“También es muy importante que las organizaciones inicien programas de asistencia a los empleados (EAP, por sus siglas en inglés) que se han convertido en la nueva normalidad. A través de los EAP, los hombres pueden discutir sus problemas haciendo una llamada confidencial a una línea de ayuda. Los EAP también enseñan a los trabajadores los primeros signos y síntomas de una enfermedad emocional”.

Para quienes se encuentran en crisis, hay ayuda inmediata disponible a través de varias líneas directas de prevención del suicidio.

Romper el silencio en torno a la salud mental de los hombres en Nigeria requiere un esfuerzo colectivo. “Necesitamos crear entornos donde los hombres se sientan seguros para hablar de sus luchas”, afirma el Dr. Ogunnubi. “Esto significa abordar el estigma, mejorar el acceso a los servicios de salud mental y fomentar comunidades de apoyo”.

“Las organizaciones religiosas, al tiempo que predican la fe, la resiliencia y la esperanza, también deben asegurarse de no dificultar que los hombres busquen ayuda médica”.

Las historias de Adeoti y Okeke resaltan la importancia de buscar ayuda y el poder transformador de la terapia. “Pedir ayuda es una señal de fortaleza, no de debilidad”, dice Okeke.

Es fundamental recordar que los problemas de salud mental no discriminan. Afectan a personas (incluidos hombres) de todos los ámbitos de la vida, y abordar estas cuestiones de manera abierta y compasiva puede marcar una diferencia significativa.

Al fomentar conversaciones abiertas y brindar apoyo, podemos ayudar a romper el silencio y garantizar que ningún hombre tenga que enfrentar solo sus desafíos de salud mental.

“Para ser una sociedad que ejerce mucha presión sobre sus hombres, Nigeria no se toma en serio la salud mental de sus hombres”, dice Adeoti.

“Eso tiene que terminar”, añade Okeke.

Sus nombres reales han sido cambiados a pedido para proteger sus identidades.

Líneas directas de salud mental

Si está pensando en poner fin a su vida, comuníquese con cualquiera de estas líneas de vida de prevención del suicidio para hacer preguntas, realizar consultas y buscar ayuda de profesionales.

Líneas directas patrocinadas por el gobierno:

  • Líneas directas de suicidio del estado de Lagos (número gratuito): 08058820777, 09030000741
  • Iniciativa de Investigación y Prevención del Suicidio (SURPIN): 09080217555 (9mobile), 09034400009 (MTN), 08142241007 (Hausa), 08000787746 (llamada gratuita)

Organizaciones sin fines de lucro:

  • Centro de asesoramiento de la Iniciativa de prevención del suicidio de Nigeria (llamada gratuita las 24 horas, los 7 días de la semana): 08062106493, 08092106493, 08092106493
  • Línea directa de prevención del suicidio de Grace Cottage Clinics: 0913-6000-342; 0805-7886-636.

Cita para destacar

Está bien no estar bien.

!function(f,b,e,v,n,t,s){if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};if(!f._fbq)f._fbq=n;
n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,
document,’script’,’https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘247107802609931’);
fbq(‘track’, ‘PageView’);



Source link

Leave a Comment